Comibol
Comibol
Estado Plurinacional de Bolivia

La COMIBOL produce, industrializa
y exporta con soberanía

Simón I. Patiño

Simón I. Patiño

u

na de las personalidades más reconocidas en el círculo financiero internacional en la primera mitad del siglo XX, sin duda Simón I. Patiño.

Adoptaron para el título de Rey del Estaño, parangonándolo con Nelson Rockefeller, llamados el Rey del Petróleo. En el país fue calificado peyorativamente como uno de los barones del estaño y miembro de la “rosca” minero – feudal.

Sus origines en la actividad minera datan de finales del siglo XIX, habiéndose dedicado desde muy joven a la misma hasta su muerte, acaecida en la Argentina el 20 de abril de 1947. Sus restos fueron trasladados n hasta su hacienda en Pairumani (Cochabamba), donde descansan en una cripta hasta la fecha.

El 19 de enero de 1897 se dio la “Cesión de derechos a una mitad de la Salvadora (Cerro Llallagua) otorgada por Sergio Oporto a favor de Simón I. Patiño”, y el 16 de agosto de 1897, según Testimonio escrito, se produjo la “disolución social y venta de La Salvadora, hecha por Sergio Oporto al Sr. Simón I.Patiño.

Así se crea la Casa Patiño, una pequeña empresa, la cual experimento importaciones cambios, cuyas propiedades fueron creciendo, incorporándose a estas las J.B.Minchin y Bebin Hermanos, entre otras, aunque también no estuvo exenta de una serie de problemas, como el pleito con Miguel Artigue.

En 1905 constituye el Banco Mercantil, y en 1914, tras conseguir la aprobación de una ley, dará inicio a la construcción del Ferrocarril de Machacamarca- Uncía, a fin de dar respuesta a la demanda de transporte, como consecuencia de la intensa actividad minera. Este medio de locomoción fue inaugurada en junio de 1921, evento al que Simón I. Patiño asistió, acontecimiento que se constituyo en la última vez en la que el magnate del estaño estuviera en Bolivia.

La venta de la Empresa Estañifera de Llallagua en 1906 por parte de Pastor Sainz constituye el ingreso, en esta región, de grandes capitales chilenos.

En abril 1924, Patiño será quien – a través de la compra de acciones a nombre del Banco Anglo Sudamericano y otros- llegue a consolidar más de dos tercios de las acciones de esos capitales, lo que le permitió fusionar las dos empresas la Llallagua y la firma Simón. I. Patiño- en una sola, denominada Patiño Mines & Enterprices Consolidated (Incorporated), organizada el 5 de julio de mismo año registrada en el Estado de Delaware (EEUU). Los fines de esta sociedad consistían en adquirir y explotar minas de estaño y otro minerales en los Estados Unidos de América, en Bolivia y en cualesquiera a otros países extranjeros; construir, mantener; operar y explotar instalaciones hidroeléctricas y otras plantas de fuerza para su empleo en las referidas minas y trabajos en general de la Sociedade [… ] adquirir, construir, mantener y explotar caminos, ferrocarriles y otras obras en conexión con sus explotaciones mineras; difundir, compra y vender minerales y metales […].

Durante este periodo, Patiño también tomara control de la Compañía Unificada de Colquechaca, y al mismo tiempo ira adquiriendo acciones de la Compañía Minera Huanuni. Mas tarde, el 1 de abril de 1936, estas minas cambiaran de razón social y, junto con la Empresa Minera Japo y Kami, constituirán una nueva sociedad anónima denominada Bolivian Tin & Tungsten Mines Corporation la TINCO, a la que posteriormente se incorpora la Empresa Canutillos.

Hacia el sur del país, la decadencia de la Compañía Minera de y Agrícola Oploca de Bolivia, fundad en 1904 con capitales chilenos y teniendo como sede la ciudad de Santiago de Chile,. Esta compañía fue fundad con el fin de continuar la explotación minera y el trabajo agrícola que había sido antecedido por Gregorio Pacheco. Las principales minas de esta compañía se encontraba en al región de Tupiza: Gran Chocaya, Chocaya la vieja, Quebrada de Chocaya, Choroma, Tatasi, Portugalete acciones. Para 1936, toda la compañía ostentaba 600.000 acciones, de las cuales el Banco Anglo Sudamericano poseía 16.628; el Banco de Londres y América del sur 439.372, Patiño Mines, 10.416; y Simón I. Patiño,10.200 llegando a constituirse en el mayor accionista, y de esta manera tener el control del Directorio en Santiago de Chile, con Loayza a la cabeza, y en Bolivia con Ricardo Arce como Presidente y José E. Rivera como Vicepresidente. Posteriormente, estas propiedades serán alquiladas a la Compagnie Aramayo de Mines en Bolivia.

En 1917 se establecerá la sociedad de Empresa de Estaño Araca, la que vendera, el 24 de diciembre de 1951, sus propiedades mineras a la Bolivian Tin & Tungsten Mines Corporation, de propiedad también de Simón I. Patiño sucesores.

Usted es el visitante Nº
2983502
Camacho 1396 esq. Loayza
Telf. Piloto: (591-2) 2682100
Fax: (591-2) 2357979
P.O. Box 349 - 14142
Derechos Reservados © Copyright COMIBOL
Desarrollado por Desteco S.R.L.